Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Omnivoros

Siempre es un buen día para quedar con los matemáticos, bien sea para tomar, algo, charlar, hacer alguna pateada por alguna ruta chula, o como en este caso, una barbacoa en la casa de Juan Antonio y Gloria.

Como no podía ser de otra forma, Santi trajo la carne de la Sierra… Absolutamente espectacular. Tierna como la mantequilla.

Lo pasamos en grande, una gran barbacoa y regada con sidra natural…

PD: el título es un pequeño homenaje a una buena película española de terror… Pero nuestros chuletones eran de ternera 🙂